La internacionalización: todo lo que debes saber para que tu negocio se expanda

La internacionalización hoy día es una necesidad para todas las empresas, inclusive para empresas que nacionalmente están bien posicionadas.

Hablamos de pymes y de grandes empresas, la internacionalización afecta a todas, puesto que están preparadas para comenzar su internacionalización la mayoría desde sus inicios, avanzando y ampliando no solo en el mercado doméstico (mercado habitual donde opera sin salirse de su país).

Decimos que es una necesidad para las empresas puesto que es una oportunidad de negocio increíble que en este caso, España, ha experimentado exponencialmente en los últimos años, aprovechando las ventajas competitivas que se desarrollan a nivel nacional para expandirse a nivel internacional.

Antes que nada, debemos tener en cuenta los recursos disponibles y capacidad de nuestra empresa, aunque también podemos explotar los recursos en otros países, aportando valor añadido con especializando a las economías desarrolladas en actividades intensivas de conocimiento.

La internacionalización es un proceso que requiere convicción, compromiso y fuerza de voluntad, en la que tenemos como reto las exportaciones para las empresas optimizando los procesos lo más que podamos y compensando la estacionalidad de cada producto dentro del mercado global.

Diferenciamos internacionalización y globalización

En muchos casos estos dos términos son confundidos por ser tan similares, pero encontramos unas ligeras diferencias en la que podemos decir que la internacionalización es una estrategia empresarial que implica crear productos y servicios, lo más adaptables posible, para que puedan entrar fácilmente en otros mercados nacionales; en cambio, la globalización se comprende como una serie de prácticas en las que las organizaciones consiguen una mejor conexión con sus usuarios y socios de todo el mundo. Esto incluye cualquier aspecto al operar en mercados nacionales diferentes, desde el diseño de productos hasta el packaging.

¿Por qué le damos tanta importancia a la globalización y a la internacionalización?

Muy sencillo, nos encontramos inmersos en un mundo donde la digitalización ha avanzado enormemente, los usuarios nos encontramos conectados 24 horas los 365 días del año, y por consiguiente los mercados se encuentran activos durante todo el año esto es debido al desarrollo tecnológico.

La globalización es un proceso que no tiene vuelta atrás y cada vez se acelera y abarca más conforme pasan los años, y si las empresas no son capaces de adaptarse a estos avances se quedan estancadas.

Es necesario pensar con criterios globales y no poner límites geográficos a la comercialización de nuestros productos y servicios, puesto que debemos aprovechar las oportunidades en los mercados emergentes actuales como China, India o Brasil.

En las ventajas de internacionalizarnos podemos encontrar un aumento de la competitividad, un mayor crecimiento en el mercado, consolidación de productos y la marca en el exterior, costos más bajos aprovechando las economías de escala.

Pero debemos destacar que no todo será perfecto, internacionalizarse es una opción que deben tomar todas las empresas pero a su vez se debe tener muy claro que es un proceso complejo y que las ideologías y costumbres de otros países cambian mucho en diversas ocasiones debido a las diferencias de cada país ya sean económicas, políticas, o de cualquier índole.

Determinantes de la globalización y la internacionalización

1. Liberación económica

2. Adopción de ideologías de libre mercado

3. Auge de los países en desarrollo

4. Nuevas tecnologías

5. Eliminación de barreras comerciales y financieras

Y entonces, ¿Qué es la globalización?

Y entonces, ¿Qué es la globalización?

Se centra en asentarse en otra zona geográfica de manera permanente para comercializar sus productos y/o servicios. Se centra en utilizar los recursos disponibles de otros países de manera estratégica para aprovechar las diferentes oportunidades que se están ofreciendo en otros mercados.

Podemos hablar de globalización de varias formas según si es una globalización a todo el mundo, a un país concreto o a un sector específico.

A escala mundial hablamos de una interdependencia económica entre los países que operan que se ven reflejados por los flujos transnacionales tales como mercancías, servicios o capitales.

A escala de un país concreto analizamos la intensidad de las interacciones entre la economía de ese país concreto y el resto.

A escala de un sector concreto es el grado en que la posición competitiva de una empresa de dicho sector en un país concreto está determinada por su posición competitiva en otro país.

Requisitos que encontramos para la globalización y la internacionalización

● Debe tener conocimientos de cómo se encuentra el mercado internacional, es decir, es de especial relevancia tener conocimiento de los clientes o mercado objetivo al que nos vamos a enfrentar, ya que en cada país encontramos consumidores con gustos, preferencias, valores y poder adquisitivo diferente, sin dejar de señalar las costumbres o formas que tienen.

Conocimiento de la normativa comercial, ya que al comercializar en otro país debemos tener claro las normas legales aplicadas a ese país concreto ya que pueden ser diferentes al país de origen, además, analizando los obstáculos y barreras para el comercio internacional.

Es muy importante averiguar si el país destino aplica políticas proteccionistas.

Conocimiento de socios comerciales ya que se necesita del apoyo de socios comerciales o de distribuidores, que nos faciliten el ingreso a los diferentes mercados para comercializar nuestros productos.

Conocimiento de personal cualificado, se requiere el asesoramiento de personas especializadas en diferentes áreas como puede ser el aspecto legal, comercial, marketing o finanzas del país en el que se quiere entrar.

¿Qué le hace falta a una empresa para internacionalizarse?

1. Capacidad para identificar las barreras: lo primero que una empresa debe hacer es saber cuáles son sus barreras a las que se enfrenta para poder crecer en el mercado internacional.

2. Reconocer el producto que se va a ofrecer: es muy importante saber qué producto ofrecer en cada mercado ya que no será aceptado de la misma forma.

3. Destacar frente a la competencia: si ofrezco lo mismo que los demás competidores y no tengo nada que me diferencie no tendré éxito asegurado.

4. Crear una guía: resulta de especial necesidad elaborar una guía con los pasos a seguir para internacionalizarnos puesto que sino no llevaré una estructura de lo que deseo conseguir.

5. Cada actividad es una inversión: hay que tener en cuenta que los beneficios de cada actividad pueden ser a largo plazo y hay que operar con un margen por si surgen fallos o problemas.

¿Qué le hace falta a una empresa para internacionalizarse?

Aspectos legales para internacionalizarse

Debemos tener en cuenta que la Organización Mundial del Comercio es la organización internacional encargada de las normas para internacionalizar tu negocio a mercados exteriores, los medios de cobro en las transacciones a nivel internacional ya que varían según el país al que nos dirigimos, tener presente el Derecho Arancelario y el pago del IVA.

Estar al tanto de la fiscalidad del país destino y, por último, asistir a encuentros y eventos con personas del mismo sector que tu empresa para saber las diferentes oportunidades de negocio que encontramos en otros países en los que aún no nos hemos internacionalizado.

Etapas por las que pasa una empresa para internacionalizarse

1. Creación de un departamento de exportación: sin un departamento que ayude a llevar y gestionar el proceso de internacionalización será muy complicado hacer frente a los retos que esto supone.

1. Realizar un análisis interno: es esencial evaluar en qué punto se encuentra la empresa para saber si se encuentra preparada para dar respuesta a nuevas demandas que se presentan.

2. Apostar por la innovación: las empresas que se acaban internacionalizando se diferencian del resto por ser innovadoras y sus proyectos también puesto que tienen una visión más amplia del mundo empresarial.

3. Elegir los mercados: encontramos muchos tipos de impedimentos a la hora de vender nuestros productos en el exterior, pues resultará esencial elegir bien a los mercados que nos vamos a dirigir.

4. Buscar un canal de comercialización: puede ser con o sin presencia física, esto dependerá si se trata de la venta de productos o de servicios. En el caso de necesitar presencia física sería ideal contar con el apoyo de un socio local, sino sería optar por la manera directa.

5. Empezar con la promoción: promocionarse resulta esencial si quieres destacar frente a la competencia y que tus usuarios te conozcan.

6. Afianzar la internacionalización de la empresa: una vez nos encontramos inmersos en el mundo de la digitalización, toca avanzar para implantarte físicamente al 100% con tu empresa en otros mercados, puede ser con filiales o con franquicias.

Estrategias digitales que podemos optar para mejorar la internacionalización

SEO a nivel internacional

Implementando estrategias de posicionamiento SEO para posicionarnos en un buen puesto a nivel digital, creando una página web que se encuentre optimizada e incluyendo entradas al blog de la empresa con contenido de calidad, relevante y actual.

Contar con un marketing de contenidos internacionales

Se centra en generar engagement en los usuarios y leads calificados. A través de contenidos como Lead Magnet, blog, redes sociales, emailing..

Ecommerce

Es una plataforma económica para empezar a generar ventas reales y directas con consumidores de otros países que estén interesados en tus productos o servicios, esto es gracias a los avances y la digitalización.

ejemplos de empresas que han optado por la internacionalización

Ejemplos de empresas que han optado por la internacionalización

Para poder comprender mucho mejor el mundo de la internacionalización hablaremos del ejemplo de Amazon, una empresa pionera en la venta en diferentes países que ha sabido adaptar sus productos y servicios a las políticas, costumbres, ideologías y aspectos legales de cada país.

Ofrece así, productos de cualquier índole adaptados a los diferentes tipos de consumidores, y justamente de esto trata la internacionalización, de abrirse a nuevos mercados, de dar ese gran salto y posicionarte de las mejores empresas frente a la competencia.

El Marketplace de Amazon es el líder de venta online en todo el mundo, aprovechando la logística europea almacenando sus productos en España para así no enfrentarse a problemas de fiscalidad en los países de los compradores.

Este es el caso de Amazon, pero nos encontramos con la mayoría de empresas que a través de una buena estrategia implementada, han conseguido expandir su negocio a otros mercados aprovechando sus ventajas competitivas y siendo una marca reconocida internacionalmente.

Conclusión

Una vez analizado todos los puntos que debemos saber acerca de la internacionalización, podemos concluir que hoy día es una necesidad vital para todas las empresas, inclusive para empresas que nacionalmente están bien posicionadas.

La internacionalización es un proceso que requiere convicción, compromiso y fuerza de voluntad, en la que tenemos como reto las exportaciones para las empresas optimizando los procesos lo más que podamos y compensando la estacionalidad de cada producto dentro del mercado global, si eres capaz de conseguir esto, tu empresa irá sobre ruedas.

Por esto, si estás dudando si internacionalizar tu empresa o no, esta es la señal que necesitabas, no lo dudes más y opta por ampliar tu negocio.

Si tienes alguna duda o sugerencia no dudes en dejar tu comentario, estaré encantada de responderles, ¡la pregunta de uno puede ser la respuesta para muchos!

Nerea Ruiz

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.