1. Home
  2. Glosario

CPA (Coste por adquisición)

¿Qué es el coste por adquisición cost per acquisition (CPA)?

El coste por adquisición (CPA) en inglés cost per acquisition, no es mas que una métrica que sirve para conocer el coste que ha generado la conversión de un cliente.

Generalmente se habla de CPA en ventas, pero no siempre lo es, también se aplica a, por ejemplo, el coste de cada uno de los suscriptores que se han dado de alta en nuestro formulario de suscripción. Suscriptores cuyos emails luego se usan, principalmente en campañas de email marketing, para convertirlos en clientes de pago.

Suele ser el sistema que más es suele usar, más que otros modelos de conversión como el CPC o el CPM que también son muy utilizados. Ello se debe a que solamente se paga por venta o acción que deseamos que haga el cliente. Siendo el coste por adquisición el modelo que se utiliza en el marketing de afiliados.

1. Cómo conocer el CPA


Para conocer el CPA de una campaña de marketing online tan solo has de dividir el coste total de la campaña publicitaria entre el número de conversiones obtenidas. La fórmula matemática es muy sencilla:

Coste total de la campaña / número de conversiones = CPA

Sin duda este tipo de publicidad es la más cara, pero es muy eficiente y la inversión que supone se recupera fácilmente cuando la campaña de CPA esta correctamente realizada.

Al crear una campaña de coste por adquisición se ha de tener muy en cuenta el CPA objetivo para evitar que el coste se dispare y haga la campaña insostenible. El CPA objetivo no es más que el coste medio que se está dispuesto a pagar por cada adquisición, solo así se tiene bajo control el CPA de forma objetiva. 


2. Características del CPA

El coste por adquisición lleva implícitas una serie de características que lo hacen ser muy usado:

  • Solo se paga cuando el cliente realiza la acción deseada.
  • Debido a sus elevados costes, solo es recomendables para negocios consolidados.
  • Muy usado en SEM, SEO, banners, email marketing, etc.
  • Tiene un ROI muy bueno.
  • Permite medir cómodamente elementos como el coste de la campaña, por anuncios y ventas logradas.
  • No es adecuado para campañas de branding, para ello es mejor el CPM.
  • Ayuda a planificar nuevas acciones de forma acertada.